Dropbox y Google Drive, una guía simple de los servicios

0
6533

Por Kitty Florido

Para NaviLoop

El 24 de Abril pasado, Google lanzó al mercado su producto Google Drive. Cuando inicié sesión en Google para darle un test drive al servicio, y lo primero que hago es bajar el programa para poder utilizarlo junto a Dropbox. Como una seguidora fiel a Dropbox, quería probar ambas interfaces para determinar cuál de las dos plataformas me serán útiles para cada tarea. Con diferentes proyectos y clientes, ambos servicios son esenciales en poder trabajar de manera eficiente.

Actualmente, parte de los proyectos de los que soy parte son desarrollados de manera colectiva, esto significa largas horas trabajando en línea en documentos simultáneamente con el resto del equipo. Google Docs es la plataforma perfecta, y ahora con la adición de la aplicación de Google Drive, tengo fácil acceso a la estructura de carpetas y documentos. Google Drive coloca archivos de 4KB (no importa el largo de los mismos) dentro de sus carpetas respectivas, que sirven como acceso directo para los Google Docs que tienes alojados en línea (Documentos, Hojas Electrónicas, Presentaciones y demás). Para los documentos que has subido a Google Drive, como documentos de Word, Excel, PowerPoint, PDFs e imágenes, si son copiados en tu carpeta de Google Drive local. Todos los documentos que has subido actualmente a tu directorio de Google Docs no suman a la cuota gratuita de 5GB. Las mayores desventajas que noto en la estructura de compartir las carpetas y archivos son dos. La primera es que en el menú contextual de Google Drive no tienes acceso directo a los últimos 5 documentos modificados. El segundo, es que para compartir cualquier documento o carpeta, debes de dirigirse a la interfaz en línea para poder elegir compartir una carpeta o documento.

Dropbox, con su aplicación local, me permite tener acceso a los últimos 5 documentos modificados, así como un menú contextual para poder accesar las opciones para compartir los documentos. Sin embargo, no es posible solamente compartir un documento como lo permite Google Drive. En Dropbox, es necesario compartir la carpeta completa. Esto, a pesar de parecer un poco tedioso, permite que puedas tener tu carpeta compartida mejor organizado. Dropbox está disponible para Windows, Mac, iOS, Linux, Android y Blackberry. Este servicio permite compartir documentos, pero no reproducir o abrirlos desde su plataforma como promete  Google Drive aún sin tener instalado en tu equipo este software.

En resumen, no es cuestión de comparar los servicios de Dropbox y Google Drive, si no cuál se adapta mejor al proyecto que vamos a trabajar. Para poder compartir archivos en una plataforma mas amigable que un FTP, Dropbox es el ganador. Pero, si tu quieres trabajar proyectos en conjunto con más colaboradores Google Drive es perfecto para ti… Y si no quieres elegir, usa los dos servicios como lo hago yo.