El resurgimiento de Nokia con Windows Phone

0
5877

Por: Lesther Castillo
Para NaviLoop

En diciembre del 2011 tuve la oportunidad de ir a cubrir un evento de Microsoft en Guatemala donde presentaron las últimas innovaciones de esa empresa.

Cuando finalizó el evento, platiqué con la persona que brindó la charla a los medios y durante la conversación observé que utilizaba un móvil HTC con el sistema operativo (OS) Windows Phone (por lógica debía utilizar un móvil con ese OS) y le dije que me lo prestara para conocer su interfaz gráfica y funcionamiento.

Minutos después de haber utilizado el móvil, quedé impresionado con el sistema operativo de Microsoft por su facilidad de uso, interfaz agradable y su funcionalidad; se ahorra tiempo en acceder y realizar cualquier acción en una aplicación determinada.

El 11 de febrero del 2011 fue un día histórico porque se confirmó la alianza entre Nokia y Microsoft donde la empresa finlandesa decidió adoptar el OS Windows Phone 7 (WP7)  para sus móviles de gama alta con el fin de ser un jugador más y ser un fuerte competidor de Google con Android y Apple con iOS. Cuando me enteré de la noticia, de manerá rápida tuitié mi descontento y critiqué la decisión de Nokia porque me parecía un error garrafal y que en vez de salir a flote más se hundiría.

Todos sabemos que a Nokia no le fue bien con su propio sistema operativo Symbian, porque es un OS que no es nada innovador y no satisface los requerimientos de los usuarios. Debido al tropiezo con Symbian, Nokia decidió emprender un camino diferente (y atrevido) donde muchos apostaron su fracaso (como yo) por haber realizado una alianza con una empresa que se había quedado (también) rezagada en el área de móviles.

Mi punto de vista cambió desde el momento que utilicé el HTC con WP7 porque de manera rápida me cautivó por su facilidad de uso y presentación de gráficas en su interfaz; desde ese instante mi perspectiva fue que WP7 tiene gran futuro y puede significar un dolor de cabeza para la gente de Apple y Google.

Es evidente que WP7 no es perfecto, aún hay deficiencias que Microsoft y Nokia deben corregir como la utilización de Windows Live ID, la poca duración de la batería, pocas aplicaciones en el market place y se debe mejorar la experiencia de Nokia Music, Nokia Maps porque hasta el momento sólo confunde al usuario.

Eduardo Arcos en su post de análisis del Nokia Lumia 800 mencionó que una interfaz efectiva es aquella que me permite hacer las cosas de la manera más simple y más rápida posible. Tiene la razón, Windows Phone 7 cumple lo que él mencionó en su artículo. Javier Penalva de Xataka comentó que el Nokia Lumia 800 parece un sobresaliente primer resultado de la combinación de Nokia y Microsoft.

Penalva escribió algo interesante: El Nokia Lumia 800 funciona de forma correcta con Windows Phone, y le añade un diseño que me parece espectacular y que corrobora que Nokia sigue a la cabeza en hardware de telefonía móvil. Ahora le queda lo más complicado: volver a convencer al usuario que quiere comprarse un smartphone avanzado.

No hay que olvidar que la empresa finlandesa es el rey del hardware y es una fortaleza que la está aprovechando y aplicando; hasta el momento Microsoft y su OS es ¨el patito feo¨ entre iOS, Android y BlackBerry. Pero este sólo es el inicio del resurgimiento de Nokia con Windows Phone y si deciden emprender estrategias agresivas, innovadoras y corrigen a tiempo los errores, pronto será la opción (no alternativa) para muchos usuarios que desean tener una experiencia con un móvil agradable y eficiente.

Qué piensan de esta situación? Utilizarían un móvil Nokia con Windows Phone? Si ustedes me realizaran esa pregunta, respondería que sí, claro; sin abandonar Android, sólo para aclarar.