Nuevo logotipo de Windows ¿acierto o desastre?

0
25514

Nuevo logotipo Windows historia

Cuando el comentario más resonado sobre la concepción de un logotipo de este nivel es “Sí su nombre es ventanas (Windows), porque su logotipo es una bandera?”  para luego ser mencionado por el mismo Sam Moreau —Director de UX Microsoft, pueden leer el post oficial en inglés del lanzamiento acá— definitivamente da pauta para tocar el tema y bueno dar mi opinión personal sobre el nuevo logotipo de Windows.

Al darle un ojo a la recepción que ha encontrado la nueva imagen, resaltan claramente las radicales respuestas, tanto de aquellos que lo han encontrado espectacular, hasta los que lo declaran el desastre universal de la imagen corporativa. Sin duda es el efecto que esta pequeña referencia visual tendrá, al aparecer día a día en la pantalla de la mayoría de computadoras del mundo y probablemente en cada nuevo accesorio PC que sea lanzado al mercado.

Por otro lado, después de maravillarme de la elegancia y simpleza del nuevo sistema operativo Windows Phone, y de encontrar muy refrescante el nuevo dash del Xbox 360, creo que el equipo de diseño y UX —acrónimo de User eXperience – Experiencia de Usuario— de Microsoft, definitivamente no solo van por la ruta correcta, sino en muchos sentidos están adelantando a la competencia – iOS y Android -; más allá de las discusiones de usabilidad y de cual es el mejor sistema móvil, simplemente creo que Windows Phone mostró como se puede hacer un excelente sistema operativo sin copiar las piezas del iOS y tratar de disfrazarlas con modificaciones, pero bueno este tema es más que suficiente para muchos otros posts así que de vuelta al nuevo logotipo.

Con la influencia hacia lo simple, lo limpio, lo moderno, elementos que han sido base fundamental de las últimas novedades lanzadas por Microsoft, el nuevo logotipo parece reformar de forma radical, y honestamente hasta algo descarada, la imagen que por ya 20 años, teníamos quemada en la mente del sistema operativo Windows e incluso del gigante de Redmond en sí mismo.

Ese logotipo era un hecho tan establecido, que en lo personal había aceptado ya sin chistar, el que una bandera me recordará una ventana, ¡Sí! ¡una ventana!, pero al leer la historia del logotipo —historia disponible en el post enlazado previamente—, es claro el porque, aunque más allá de está explicación —¿realmente quien necesita un logotipo que viene con un manual de explicación para el consumidor final?— el concepto mental era simple, Banderita de cuatro colores = Windows.

De cualquier forma, encontrar que ahora efectivamente el logotipo es una ventana, honestamente la idea me tuvo atormentado por un tiempo, hace ver ese pequeño icono de cuatro rectángulos como una muy agradable sorpresa.

En cuanto al nuevo tipo de letra, para mí es un reflejo de lo enfocado que ya esta el equipo de Microsoft con las nuevas ideas —Pentagram desarrollo el logotipo, pero todo aquel que ha hecho diseño sabe muy bien que un cliente puede destruir una idea magnifica en un abrir y cerrar de ojos —, o una referencia de la presión generada por el diseño visual de Apple y Google con sus propuestas, lo cual realmente no importa, este nuevo tipo de letra es refrescante y dinámico, pero sin dejar de lado los fundamentos que lo hacen resistente al tiempo, una fuente que sin duda es muy adaptable, aunque será de ver como construyen o destruyen sobre la misma.

Volviendo a la ventana que realmente es la que dio mucho que decir, debo apuntar, que las raíces de Microsoft tendiendo a sobre comunicar no han muerto del todo —pueden ver el vídeo de arriba para una referencia sarcástica del problema—, por supuesto me encanta la simplicidad del ícono, hasta que decidieron hacerlo más dinámico, ese “más” sobre trabajó lo que parecía para mi, una genialidad. El desequilibrio visual que este detalle crea y la sensación de insatisfacción —especialmente de ese TM sirviendo de barrera visual en la parte inferior—, me recuerda algo como encontrar ese típico cuadro ligeramente torcido y que empuja una necesidad insufrible de corregirlo.

Eso si, donde no encuentro punto medio entre si es positivo o negativo, es en el color, ese color azul claro es sereno y calmado, claramente reflejando la seguridad y el orden que Microsoft desea dar a su mercado, además sin duda que la productividad asociada a dicho color es un plus importante, lo cual parece ir en una buena dirección, pero al mismo tiempo refleja frialdad y distancia e incluso algo de indiferencia; me encanta el color pero no siento que sea el apropiado para una marca tan relevante como Microsoft.

Aunque en general estos elementos aparecen como un retorno a sus antiguas raíces, tomando como referencia el logotipo inicial de la compañía, es definitivamente un movimiento estudiado y probablemente dará muchos frutos de los que esperan, claro, si en verdad logran unificar su amplia gama de recursos gráficos a una misma línea.

Viendo más allá de los subjetivos aspectos visuales del logotipo, creo que Windows tiene el mayor problema en su futuro mismo y en su Metro Style, es claro que su nueva interfaz cuadriculada a influenciado de manera profunda cada aspecto futuro de la compañía, pero las dudas que este movimiento me plantea son ¿es Metro realmente la respuesta a los retos que Microsoft afronta? ¿Qué sucede si de pronto Windows 8 o al menos la interfaz Metro es rechazada por los usuarios?

Al colocar esa referencia visual en el mismo logotipo e ícono de la empresa, será difícil enterrar las referencias como ya sucedió con el desechado Windows Vista, un fracaso realmente serio, que Microsoft busco borrar lo más rápido del mercado y de la memoria del consumidor, pero en este caso, Metro esta en el corazón mismo de Windows, tanto en el producto como en su comunicación visual.

Es claro que Microsoft se ha encontrado de nuevo con la habilidad de tomar riesgos, lo hizo con el Xbox, lo esta haciendo con el Windows Phone, y Windows se esta uniendo, ni más ni menos, que desde el mismo logotipo del producto, Microsoft esta cambiando eso es claro, y honestamente lo esta haciendo bien, pero no sabremos por un tiempo, si el público realmente quiere un Windows nuevo o si es que de cambio se trata buscará el sendero de Apple o Google finalmente.

Lo único seguro es que la pregunta resonará por un buen tiempo….  “Sí su nombre es ventanas (Windows), porque su logotipo es una bandera?”