¿Puedes ahora oler cosas en internet?

0
2942

No perder la capacidad de asombro en internet resulta de una odisea diaria y de una pelea sangrienta contra la imaginación y los productos, servicios y videos de Youtube que se reproducen epidémicamente. Pero como internet –como medio- seguirá proveyéndonos de artilugios estrafalarios, lo mejor es doblegarnos ante la sorpresa y recibirlos con los brazos abiertos. O mejor dicho, con las fosas nasales abiertas. Y aquí llega Olly, que se trata de sentir el aroma de internet al recibir distintas fragancias desde una cajita conectada a tu ordenador vía USB que detecta el ping de determinados servicios y larga aroma en función de ellos. Personalizable, imprimible en 3D y con olor a open source.

Dentro de los inventos casi alienígenos que circulan en la red, Olly es, básicamente, un receptáculo blanco conectado a un ordenador con conexión de internet que reproduce en forma de aromas, el olor de internet. Por ejemplo, con Olly puedes enterarte de que has recibido una notificación en Facebook o en Twitter sin mirar a la pantalla ni escuchar nada, sino oliendo el ambiente con tu nariz. Lo mismo si tienes correo electrónico nuevo, si recibes llamados en Skype, si te han hecho +1 en Google y bueno, los ejemplos se extienden por varios servicios disponibles. Claro que para hacerlo funcionar de esa manera deberías tener más de un Olly.

Este simpático y por demás extraño dispositivo tiene una bandeja de entrada física (similar a la de los CD y asociados) en donde le podemos insertar diferentes sustancias que generen olores de acuerdo al ping que recibe Olly de los servicios web. Es decir que le puedes meter productos especializados como aceites esenciales o fragancias, a perfumes y colonias, gotas bebidas o incluso rebanadas de fruta o de ciertas comidas. Esto último no es realmente lo recomendable, pero si te compras un aparato que saca olores del ordenador, lo que te digamos nosotros seguramente poco te importará.

El aroma de internet que refleja Olly es de código abierto y está puesto a disposición para que los desarrolladores hagan lo que mejor saben sobre él y generen nuevas asociaciones de ping con los servicios o también un nuevo Olly con mejores funciones. Olly se está preparando para vender el producto de una manera que sea fácil de enviar y que sostenga la promesa de la personalización, pero si tienes una impresora 3D, tal vez quieras mirar los planos de Olly para construirlo tú mismo y a parte de ver, sentir y escuchar a internet, también olerla.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here